MHz o MT/s: ¿Qué es más importante en la memoria RAM?


Elegir una memoria RAM adecuada para tu procesador no es una tarea demasiado sencilla. Tienes que tener en cuenta parámetros como la capacidad, la velocidad en Mhz, o la tasa de MT/s, además del tipo, la latencia, el formato del módulo, e incluso tener presente el «punto dulce» para que la velocidad consiga extraer el máximo de la CPU. Aquí te explicaremos qué es lo que importa más para que puedas obtener los mejores módulos RAM.

Los Mhz: ¿Qué es la frecuencia de reloj de la memoria RAM?

RAM Timming

La frecuencia de reloj es una medida que indica la velocidad a la que un dispositivo electrónico, como un procesador o una memoria, lleva a cabo ciertas operaciones por segundo, es decir, es la señal que marca el ritmo de trabajo del componente.

Se expresa en hertzios (Hz) o en múltiplos como kilohertzios (kHz), megahertzios (MHz) o gigahertzios (GHz) según el Sistema Internacional de Unidades (SI). Esta frecuencia determina cuántas operaciones o pulsos eléctricos pueden realizarse en un período de tiempo específico. Específicamente, nos enfocamos en el múltiplo MHz, que representa un millón de ciclos por segundo, es decir, un millón de hercios (1,000,000 Hz).

En el contexto de la memoria SDRAM, que surgió a finales de la década de 1990, la velocidad de transferencia de datos se sincronizaba con el pulso del reloj, y las transferencias de datos ocurrían al comienzo de cada ciclo de reloj, es decir, en el flanco ascendente de cada pulso cuadrado. Por ejemplo, al analizar el rendimiento de la memoria SDRAM de 133 MHz, se podía observar que se realizaban 133.000.000 de transferencias de datos en un segundo.

A principios de la década de 2000, se introdujo la memoria DDR (Dual Data Rate), que era una SDRAM con una tasa de datos duplicada. Esta tecnología de memoria duplicó la cantidad de transferencias de datos que ocurrían en cada ciclo de reloj, con transferencias tanto en el flanco ascendente como en el flanco descendente de cada ciclo, es decir, en el pulso hacia arriba y hacia abajo. Por ejemplo, con una frecuencia de reloj de 1800 MHz, DDR incrementó la velocidad efectiva de transmisión a 3600 millones de transferencias de datos durante cada ciclo de reloj.

Tecnología de la RAM Frecuencia de reloj (MHz) Estado latente (ns) Latencia CAS (CL)
SDR 100 8 3
SDR 133 7.5 3
DDR 335 6 2.5
DDR 400 5 3
DDR2 667 3 5
DDR2 800 2.5 6
DDR3 1333 1.5 9
DDR3 1600 1.25 11
DDR4 1866 1.07 13
DDR4 2133 0.94 15
DDR4 2400 0.83 17
DDR4 2666 0.75 18
DDR5 3200 13.75 22
DDR5 3600 14.44 26
DDR5 4000 14 28
DDR5 4400 14.55 32
DDR5 4800 14.17 34
DDR5 5200 14.62 38
DDR5 5600 14.29 40
DDR5 6000 14 42
DDR5 6400 14.38 46

Como puedes apreciar en la tabla anterior, obtenida de la JEDEC, no siempre una memoria RAM con mayor frecuencia es siempre mejor. Vemos cómo van aumentando las latencias, y lo ideal sería que fuesen cada vez más pequeñas… pese a eso, a medida que la memoria avanza, el rendimiento conseguido es mejor.

Los MT/s: ¿Qué es la tasa de transferencia de una memoria RAM?

modulos memoria ram

MT/s es una unidad de medida que representa la velocidad de transferencia de datos por segundo y equivale a un millón de transferencias por segundo. Esta unidad proporciona una medición más precisa de la velocidad real de transferencia de datos en las memorias DDR modernas.

En la década de los 90, cuando se introdujo la SDRAM, los valores en MHz y MT/s coincidían debido a que se realizaba una única transferencia en cada ciclo de reloj, lo que igualaba el número de transferencias por segundo con la frecuencia en MHz. Por ejemplo, una memoria SDRAM de 133 MHz tenía una tasa de transferencia de 133 MT/s, lo que significaba 133,000,000 de transferencias por segundo.

No obstante, con la llegada de la DDR, que duplicó la cantidad de transferencias en cada ciclo de reloj, los MHz ya no equivalían de la misma manera que los MT/s. Con este cambio, la DDR comenzó a tener una tasa típica de MT/s que era igual al doble de la frecuencia de reloj de la memoria RAM. Sin embargo, para hacer coincidir estas dos unidades, ahora se habla de frecuencia nominal y frecuencia efectiva. Por ejemplo, si tenemos una memoria DDR4 con una frecuencia nominal de 3200 MHz (3200 MT/s), en realidad estamos utilizando un módulo que opera a una frecuencia efectiva de 1600 MHz.

Mhz y MT/s: ¿solo importa esto?

memoria RAM

Si te preguntas si lo único que importa a la hora de elegir una memoria RAM es los Mhz y los MT/s, la verdad es que no es lo único que influye, también deberías prestar atención a otros factores como:

Ancho de banda

El ancho de banda de una memoria RAM se refiere a la cantidad de datos que puede transferir entre la memoria y otros componentes del sistema, como el procesador o la tarjeta gráfica, en un período de tiempo determinado. Básicamente, indica la capacidad de la memoria para mover datos de manera eficiente y rápida.

La medida del ancho de banda se realiza en unidades como bits por segundo (bps), kilobits por segundo (Kbps), megabits por segundo (Mbps), gigabits por segundo (Gbps) u otras denominaciones similares. Para calcular el ancho de banda, se multiplica la cantidad de bits transferidos en una sola operación por la frecuencia a la que se realizan esas operaciones. Por ejemplo, si una memoria es capaz de transferir 8 bits a una frecuencia de 1 GHz (1,000,000,000 de Hz), su ancho de banda sería de 8 Gbps.

Para un ejemplo práctico, consideremos una memoria RAM DDR4 con una tasa de transferencia de 3200 MT/s (con una frecuencia de reloj efectiva de 1600 MHz) y una interfaz de 64 bits. Para calcular el ancho de banda, primero debemos convertir la tasa de transferencia de MT/s a millones de bits por segundo (Mbps):

3200 MT/s × 64 bits = 204800 Mbps o 204.8 Gbps

Esto significa que la memoria RAM DDR4 en cuestión tendría un ancho de banda de aproximadamente 204.8 Gbps. Si deseas convertir esta tasa en GB/s, es decir, en gigabytes por segundo en lugar de gigabits por segundo, simplemente dividirías este valor por 8, lo que resultaría en un ancho de banda de 25.6 GB/s.

Como puedes ver, esto concuerda con la información que se encuentra en la tabla siguiente, que son los valores oficiales:

Tipo de SDRAM Frecuencia de reloj Ancho de banda máximo
DDR 266 2.1 GB/s
333 2.7GB/s
400 3.2 GB/s
DDR2 533 4.27 GB/s
667 5.33 GB/s
800 6.4 GB/s
DDR3 1066 8.5 GB/s
1333 10.6 GB/s
1600 12.8 GB/s
1866 14.9 GB/s
DDR4 2133 17 GB/s
2400 19.2 GB/s
2666 21.3 GB/s
3200 25.6 GB/s

Actualmente, con la salida de la DDR5, se han conseguido frecuencias de reloj, tasas de transferencia y anchos de banda superiores a la DDR4…

Latencia

La latencia CAS (Column Address Strobe) o latencia CL en una memoria RAM es un parámetro crítico porque determina el tiempo que la memoria necesita para acceder y entregar datos a la CPU una vez que se ha emitido una solicitud de lectura o escritura. Es importante por las siguientes razones:

  • Rendimiento general del sistema: una latencia baja significa que la memoria puede responder más rápidamente a las solicitudes del procesador. Esto se traduce en un mejor rendimiento general del sistema, ya que la CPU no tiene que esperar tanto tiempo para acceder a los datos que necesita. En aplicaciones que requieren un alto rendimiento, como los videojuegos o la edición de video, una latencia baja puede marcar una gran diferencia en la velocidad y la capacidad de respuesta del sistema.
  • Sincronización con la CPU: está directamente relacionada con la velocidad del reloj de la memoria y la CPU. Si la latencia es demasiado alta en comparación con la velocidad del reloj de la CPU, se pueden producir cuellos de botella que limitan el rendimiento del procesador. Por lo tanto, es importante elegir módulos de memoria con una latencia CAS adecuada para la velocidad de la CPU.
  • Overclocking: para los entusiastas del overclocking que buscan maximizar el rendimiento de su sistema, la latencia CAS también es un factor importante. Al reducir la latencia CAS, es posible aumentar la velocidad de la memoria sin perder rendimiento. Sin embargo, esto puede ser complicado, ya que la estabilidad del sistema también depende de otros factores, como la calidad de la memoria y la placa base.
  • Aplicaciones sensibles a la latencia: algunas aplicaciones, como la edición de audio en tiempo real o la virtualización, son especialmente sensibles a la latencia. En estos casos, una latencia CAS baja es fundamental para garantizar un rendimiento fluido y evitar problemas como el jitter en el audio o la ralentización de las máquinas virtuales.

La latencia de memoria se refiere al tiempo que la memoria necesita, en términos de ciclos de reloj, para responder a las solicitudes del procesador. Esta medida está directamente relacionada con los MT/s.

Una latencia más baja significa un mejor rendimiento, ya que la memoria puede responder más rápidamente a las solicitudes. En el ámbito de los videojuegos, la latencia juega un papel fundamental, ya que tiene un impacto positivo en el rendimiento al lograr tiempos de respuesta más cortos. No obstante, como has visto en la primera tabla, a medida que va aumentando la velocidad y la generación de la DDR, la latencia CL va aumentando. Pero, pese a eso, no te lleves a engaño, el rendimiento total es superior porque se gana en ancho de banda.



Source link

Deja un comentario