¿Por qué explotan los móviles y qué hacer para evitarlo?







Actualizado a: 26 de octubre de 2023

¿Por qué explotan los móviles y qué hacer para evitarlo? Esta es una pregunta que muchos de nosotros nos hemos hecho en algún momento de nuestras vidas, especialmente después de aquel tiempo en el que determinadas marcas protagonizaron muchos casos bastante preocupantes en ese sentido. Por desgracia, aunque es cierto que no es tan probable que esto suceda, puede ocurrir. Es por esto mismo que hoy quiero explicaros todo lo que podáis necesitar al respecto.

En los últimos años, hemos escuchado casos alarmantes de teléfonos móviles que explotan, a menudo causando daños significativos e incluso tragedias. A pesar de que estos incidentes son raros, es fundamental entender por qué ocurren y qué medidas podemos tomar para prevenirlos. En este artículo, exploraremos las razones detrás de las explosiones de los teléfonos móviles y proporcionaremos pautas prácticas para evitar estos incidentes potencialmente peligrosos.

¿Por qué explotan los teléfonos móviles?

El resumen rápido, en este punto, es decir que por un mal funcionamiento. Claro está, esto es quedarse muy corto, ya que con esto —en realidad— no os estoy diciendo nada. Es por eso que hace falta concretar y decir que, por norma general, el responsable de que un smartphone acabe explotando o se incendie es la batería. Del mismo modo, lo más habitual es que sea por un defecto de fábrica, mas no es la única opción.

Cuando se produce por este motivo, la realidad es que no podemos hacer demasiado al respecto. Depende, por supuesto, del defecto que traiga consigo, siendo posible paliarlo (o no) teniendo cuidado con ciertos aspectos. Análogamente, una batería puede protagonizar uno de estos episodios debido a que la estamos cuidando de mala manera. Sea cual sea vuestro causo, los motivos vienen a ser los mismos.

A fin de cuentas, cuando el movil explota u arde, es porque los componentes electrónicos internos que lo conforman están fallando y/o se han roto. Cuando esto sucede, en algunos casos, se puede generar una reacción volatil que puede degenerar en un incendio o una explosión. Ahora bien, los smartphones no son los únicos que pueden tener este tipo de problemas, aunque sí que son de los aparatos electrónicos más propensos.

Dicho esto, cuando nos preguntamos por qué puede explotar un teléfono móvil, entendemos que es porque se ha causado una reacción entre sus componentes internos debido a una rotura. La razón de que esto suceda puede ser muy variada, pero la más común de todas ellas el exceso de calor. Si un teléfono se sobrecalienta demasiado rápido, puede hacer que sus componentes químicos reacciones y se produzca este suceso.

Qué puede provocar que nuestro teléfono se sobrecaliente

Siendo algo más técnicos, podemos decir que la batería de la mayoría de teléfonos móviles incluye un líquido electrolítico con altas capacidades inflamables. Se usa, simple y llanamente, porque es muy necesario por lo que, salvo error de fábrica o buen mantenimiento, no debería haber problema.

No obstante, cuando el móvil se sobrecalienta, puede fallar, haciendo que diferentes componentes internos de la batería interna entren en contacto y produzcan esa reacción química. En general, eso sí, un teléfono en buen estado no tendría que sufrir este tipo de problemas, siendo más habitual en aquellos con defectos de fábrica. Los motivos más habituales por lo que esto puede pasar es:

Listado de posibilidades

¿Por qué explotan los móviles y qué hacer para evitarlo?
¿Por qué explotan los móviles y qué hacer para evitarlo?

Batería defectuosa

Simple y llanamente, si tu teléfono viene con un defecto de fábrica que afecte a la batería, es posible que explote o arda. En estos casos, más allá de contactar con el SAT, no puedes hacer demasiado.

Problemas de hardware

Un fallo en el hardware, es decir, en el apartado físico del teléfono, puede hacer que se sobrecaliente y explote o arda. Esto puede ser por culpa de un defecto de fábrica o debido a un golpe, aunque generalmente necesita que sea fuerte. Por lo tanto, una rotura física puede desencadenar todo esto.

Mal funcionamiento de cables y enchufes

Por supuesto, usar un cable roto, usar un ladrón sobrecargado de enchufes, etc. puede provocar problemas de sobrecalentamiento. Depende del estado de los mismos, pero es mejor tener cuidado con estas cosas.

Uso de productos no oficiales

Aunque pueda parecer una tontería, usar cables o cargadores no oficiales puede producir que el móvil se sobrecaliente mientras está cargando. Al no estar optimizado, puede haber problemas con la energía que se le suministra, generando generar irregularidades.

Roturas físicas

Este primer punto se puede desarrollar y extrapolar a problemas de piezas concretas. Si por culpa del golpe se avería una pieza, como la CPU, la GPU, la batería o la pantalla, el móvil puede perder su capacidad para gestionar la temperatura. Cuando esto sucede, se puede sobrecalentar, produciendo que arda o explote.

Exposición prolongada al frío o el calor

Exponer durante periodos de uso (o descanso) prolongado un teléfono móvil a temperaturas naturales (y Sol) o zonas muy frías puede provocar un fallo en el sistema de refrigeración del móvil y provocar problemas en la gestión de la temperatura.

Malware

Es raro que un virus o un archivo malicioso afecte tan negativamente a un teléfono móvil como para que se sobrecaliente lo suficiente hasta el punto en que explote, pero puede ser un motivo. Sobre todo cuando afecta al rendimiento de determinadas piezas.

Errores de software

Problemas en determinados programas o sistemas internos pueden hacer que el rendimiento decaiga y se sobrecaliente el móvil.

La carcasa

Si usas un protector de pantalla o carcasa de mala calidad, es posible que el teléfono sea incapaz de expulsar el calor de manera efectiva. Esto puede hacer que se sobrecaliente más de lo normal y acabe teniendo problemas fácilmente solucionables.

Uso excesivo de alto rendimiento

Utilizar de manera muy frecuente el teléfono móvil y llevarlo al extremo, ya sea mediante videojuegos, streaming, etc. puede producir errores de diversa índole. Es decir, si lo fuerzas continuamente hasta el punto de estar muy caliente, puede estropearse debido al exceso de temperatura y acabar rompiéndose. Algo que afecta muy negativamente a los teléfonos en ese sentido es usar un programa con altos requerimientos, como un videojuego, mientras lo cargamos. Cuando se hacen ambas cosas a la vez, la temperatura sube todavía más, siendo más propenso al fallo.

No podemos olvidar que…

Por supuesto, puede haber otros muchos motivos. Los ejemplos que os he dejado anteriormente son los más comunes, mas es posible que el origen sea diferente. En muchos casos, eso sí, es por una situación desencadenada por alguno de los anteriores, siendo, mayormente, un resumen bastante general de todo lo que podría provocar esta situación. Todo sea dicho, son casos hipotéticos y teorías. Puede que algún móvil explote porque le han pasado varias de estas cosas, porque lleva arrastrando otro de estos problemas durante mucho tiempo, porque se ha llevado varios golpes, etc.

¿Cómo identificar los motivos por los que los móviles explotan?

¿Por qué explotan los móviles y qué hacer para evitarlo?

Por suerte, y como norma general, podemos identificar cuándo un teléfono móvil corre riesgo de explotar o arder antes de que suceda. ¿Significa que podamos hacerlo siempre? No. Por desgracia, en ocasiones puede pasar de repente, siendo esto algo que ya ha sucedido en algunas ocasiones. En unas tantas, por descuidos del usuario. En otros, porque aunque parecía que el teléfono estaba en buen estado, por dentro no era así. Pese a ello, sí que existen ciertos detalles que podamos usarlos para percatarnos de esto.

Móvil hinchado

El primero y el más obvio es que se hinche el móvil. Si notas que tu teléfono está un poco (o muy) abultado, es que la batería tiene problemas muy graves. En su interior hay gases nocivos y la explosión puede llegar a ser peligrosa. En algunos casos, incluso ha sido mortal. Es por esto mismo que si ves que tu batería está así, lo mejor que puedes hacer es deshacerte de ella en un punto habilitado. Lo ideal es que si la encuentras así, la dejes en un sitio no peligroso de casa y que contactes con el SAT para ver cómo puedes proceder. Ni se te ocurra guardarla en un cajón, tirarla a la basura sin más o encender el móvil. Todo esto entraña muchos riesgos. No la toques y contacta con un profesional.

Se abre por los laterales

Como efecto rebote de lo anterior, es posible que no notes que la batería está hinchada. No obstante, si notas que por los lados está un poco abierto, es posible que sí que se haya hinchado. Es otro elemento que puedes tener en cuenta.

Mal olor

Si detectar olor como a plástico quemado desde tu móvil es que la batería o algún componente interno está daño y tiene peligro de explotar. Si ese es el caso, apágalo inmediatamente y deja de usarlo. Este olor también puede ser a producto químico o quemado. Si crees que el olor procede del teléfono, no te acerques para intentar identificar ese olor, porque te podría explotar en la cara.

Está excesivamente caliente

Si notas que tu teléfono está demasiado caliente, cuidado. Por supuesto, cuando usamos un videojuego, emite mucho calor, por lo que esto es mejor que lo tengas en cuenta cuando no está en situaciones tan forzadas. Igualmente, si notas que la temperatura al usarlo con un juego, por ejemplo, es demasiado extrema, cuidado. No obstante, muchos teléfonos suelen avisar cuando la temperatura es demasiado alta.

Humo o líquidos

Es tan lógico y se explica tan fácilmente, que no me extenderé. Si brota humo de tu móvil, es una señal inequívoca de que puede explotar o arder. Del mismo modo, si ves que sale algún líquido de su interior, también es una muy mala señal.

No se carga correctamente

Si notas que tu teléfono tiene muchos problemas cargándose, es posible que tenga problemas que puedan acabar desencadenando en una explosión. No siempre es así. De hecho, puede ser que la batería esté descalibrada. Si quieres comprobar si es esto, puedes consultar nuestro tutorial sobre cómo calibrar la batería de tu móvil Android sin aplicaciones.

Hace ruidos como de un silbido

Si escuchas un sonido parecido a un silbido procedente de tu teléfgono móvil, es que está en una situación crítica, al igfual que cuando se hincha. Es otra señal inequivoca de que algo anda muy mal.

¿Qué hacer si parece que mi móvil va a explotar?

Depende de la situación, por lo que depende mucho de tu juicio. Si crees que no hay peligro inmediato, lo ideal es que lo apagues y lo dejes en alguna superficie en la que no se pueda extender el fuego y/o en el que si explota, no genere problemas secundarios. Por otra parte, si consideras que la explosión es inminente y no tienes tiempo para apagarlo, intenta buscar una zona en la que sepas que la explosión no extenderá el fuego ni ocasionará daños graves.

Si el móvil está ardiendo, es importante que no le eches agua sin más. Aunque en muchos casos puede ser útil, puede ser contraproducente y generar efectos inesperados. En muchos casos, es mejor cubrirlo con algún tipo de recipiente o cobertura ignífuga. Asimismo, pàra manipularlo, es mejor usar protecciones para manos, ojos y nariz. ¿Por qué? Por un lado, porque podría estar demasiado caliente. Segundo, porque si explota, podemos reducir los daños. En tercer lugar, porque es posible que emita gases nocivos.

Los guantes pueden ser de poliéster o piel. En algunos casos, incluso los guantes de horno pueden servir para hacer el apaño, aunque estos no son ignífugos, por lo que es mejor tener mucho cuidado. Si crees que puedes apagar el teléfono, intenta hacerlo con mucho cuidado y sin moverlo demasiado por si se mueven los líquidos internos.

Si los móviles explotan, ¿qué puedo intentar hacer para evitarlo?

¿Por qué explotan los móviles y qué hacer para evitarlo?
¿Por qué explotan los móviles y qué hacer para evitarlo?

Dicho esto, me gustaría dejaros una serie de consejos generales que no solo os ayudarán a evitar que esto suceda, sino que, además, puede ayudaros a que la batería de vuestro teléfono sea más saludable.

Usa una funda protectora (condicional)

Este consejo depende. Si notas que tu teléfono se calienta demasiado, es poco recomendable. Si no tienes este problema, es bastante útil, puesto que puede reducir o eliminar los daños de una caída. Es un consejo que tiene sus props y sus contras según las circunstancias.

Evita temperaturas extremas

Las baterías de los teléfonos están optimizadas para funcionar dentro de un rango de temperatura específico. Evita dejar tu dispositivo al sol durante mucho tiempo o exponerlo a temperaturas extremadamente frías.

No cubras el teléfono mientras se carga

Cubrir el teléfono mientras se carga puede atrapar el calor, lo que aumenta el riesgo de sobrecalentamiento. Carga tu teléfono en una superficie plana y dura para permitir una disipación adecuada del calor.

No recargues la batería durmiendo

Es mejor que no dejes cargando el teléfono durante toda la noche. Por un lado, porque puedes sobrecargarlo o sobrecalentarlo. Por el otro, porque si hay un fallo mientras duermes, es muy posible que te des cuenta.

Cuida tu batería

El rumor de no cargar el teléfono al 100% es real. Es decir, que intentar mantener tu teléfono cargado entre el 30% y el 80% de su capacidad. Evita la carga rápida durante la noche, ya que puede acelerar el deterioro de la batería con el tiempo.Esta puede generar calor adicional en la batería de tu teléfono. Aunque la mayoría de los teléfonos modernos están equipados con tecnología que controla la temperatura durante la carga rápida, evita la carga rápida excesiva, especialmente durante la noche. Opta por cargar tu teléfono durante el día cuando puedas supervisar el proceso.

No uses piezas de terceros ni de mala calidad

Utiliza el cargador original o uno fabricado por el mismo fabricante de tu teléfono. Evita los cargadores de terceros de baja calidad, ya que pueden proporcionar voltajes incorrectos y dañar la batería. Si reparan tu teléfono y tienen que cambiar alguna pieza, aunque esto es bastante raro, que usen piezas de la marca y que sean para ese teléfono en concreto.

Ten cuidado con los cables

Los cables dañados pueden causar problemas de carga e incluso representar un peligro de incendio. No enrolles los cables demasiado apretados y reemplázalos si están dañados.

Manten el teléfono actualizado

Mantén tu sistema operativo actualizado para beneficiarte de las últimas correcciones de seguridad que podrían prevenir malware que sobrecargue tu dispositivo.

Cuidado con donde dejas el móvil

Evita colocar tu teléfono cerca de radiadores, estufas u otras fuentes de calor. El calor excesivo puede dañar la batería y otros componentes internos del dispositivo.

No lo uses mientras cargas

Si bien la mayoría de los teléfonos están diseñados para ser utilizados mientras se cargan, actividades intensivas como juegos, es mejor no realizarlas mientras cargas el móvil. Si sientes que tu teléfono se está calentando demasiado durante la carga, desconéctalo temporalmente para permitir que se enfríe.

Ten cuidado con la forma

Presta atención a cualquier signo de hinchazón o cambio en la forma de tu teléfono. Si notas que el teléfono se hincha, deja de usarlo inmediatamente y llévalo a un servicio técnico autorizado para su inspección.

Cuidado con los picos de tensión

Evitar cargar tu teléfono cuando hay una tormenta eléctrica, por ejemplo, es mejor, ya que son días en los que los picos de tensión son más habituales. Si tienes un SAI, es mejor cargarlo ahí, puesto que controla siempre la energía que le llega a los dispositivos conectados a él.

Ten en cuenta que es poco probable que pase

Todo se adicho, calma. Que un móvil explote en realidad es algo poco probable. Aunque ha pasado y seguirá pasando, no es algo esencialmente común. Más allá de modelos concretos que sí que tuvieron muchos problemas allá en su momento, tampoco es algo esencialmente habitual. Por esto mi mayor consejo es que tampoco te obsesiones.




Source link

Deja un comentario